El objetivo final es triple. Ayudar a la Administración a mejorar la ciudad, fomentar la participación ciudadana y también conseguir un urbanismo más humano y facilitador de la vida

Se trata de la realización de paseos como revisión crítica y propositiva de la ciudad desde diferentes puntos de vista transversales entre sí: segregación de usos, dispersión y su derivada hacia la inseguridad, el vehículo privado, la destrucción del tejido de barrio, la calidad del espacio público, la participación a través de un urbanismo de abajo hacia arriba, ciudad incluyente, etc.

La activista urbana Jane Jacobs lucha por salvar la histórica ciudad de Nueva York.